Categórico

Me molestan los descalificativos categóricos que atacan a gente que no conozco.


No es de fiar, es un pervertido, habla mal a tus espaldas, es un chupasangre...


Muchas veces la fama está bien merecida, soy consciente. Es raro que se hable muy mal de gente buena. Lo que no quita para que yo quiera formar mi opinión por mí mismo, no estar condicionado por las experiencias de otros, para así poder decidir a quién sí y a quién no.


Es en mi propio círculo de amigos donde compruebo relaciones muy tensas entre gente a la que quiero. Cuando quedo con ellos a solas, y les pregunto, me trazan retratos del otro que yo no sé ver.


—Yo no tengo esa sensación que tienes tú.


A todo el mundo le chafa que un amigo no le dé la razón, más cuando hay pasión en sus argumentos, pero soy partidario de enfriar las emociones, sobre todo si son negativas, a base de preguntar por los verdaderos motivos. A veces, cuando preguntas y vuelves a preguntar, no es tanto que el otro no sea de fiar, ni sea pervertido, ni hable mal a tus espaldas, ni sea un chupasangre. Es tan sencillo como que cuesta admitir que vea el mundo al revés que tú, porque el mundo que uno ve es el mejor de los posibles.


—Ese tío tiene mandanga.


—Deja que lo averigüe yo.


...


#cienvibraciones


#cienpulsaciones


#cienemociones



(Pintura de Josh Miels)

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Pose

Halago