Huyendo de mí

En ciertas ocasiones, la vida da vértigo: cuando un reencuentro despierta a los fantasmas del pasado y nos obliga a descubrir que la cima de nuestra plenitud ha quedado definitivamente atrás.

Portada

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leo, acosado por la certidumbre de que la recesión ataca con crudeza su estudio de Arquitectura y convencido, a su pesar, de que el sexo con Carmela, su adorada mujer, se ha convertido en un juego de disimulos y silencios, se topa una noche con Virginia, su gran amor juvenil, de vuelta a una Sevilla vapuleada por la crisis económica tras media vida glamurosa en París. Creyendo ambos que el azar los ha reunido, tras veinte años sin verse, comienzan a sumergirse en una espiral de falsas confesiones: intentan utilizarse mutuamente pretendiendo que hay un fondo de amor por despertar.

Virginia, recién enviudada, demanda de Leo un espíritu aventurero que él ya no tiene, para descifrar las claves de la muerte de su marido. Leo, víctima de un juego de seducción con ramificaciones que no imagina, se lanza a tumba abierta a descubrir, con horror, sombríos episodios de un pasado compartido con su esposa. Carmela, sin saberse espiada, observa dolorosamente, desde su esfera de mujer realizada y madre responsable, cómo Leo se precipita en su propia trampa.

Con la sombra omnipresente del difunto marido de Virginia acechándolos a todos, debe ser Pablo, un joven homosexual a cargo de los negocios de ella, al que Leo llega en su huida a ninguna parte, quien intente desanudar esta maraña de equívocos, traiciones y medias verdades.

‘Huyendo de mí’ es una descarnada historia coral con cuatro vértices, en que dos hombres y dos mujeres se pasan el testigo mientras ponen a prueba cómo de elástico puede llegar a ser el amor.