Primer ejemplar

27 agosto, 2015Salvador_Navarro

La ansiedad no es buena consejera cuando de publicar se trata. Una de las claves para que todo vaya sobre ruedas en mi próxima publicación con Algaida es la plena confianza mutua. Sin esperarlo, hoy he recibido una llamada de una empresa de mensajería para informarme que tenían 2 cajas con libros para entregarme.

Es siempre un placer ver la primera criatura en tus manos, ese olor a papel y tinta nueva, los colores reales de la cubierta, el peso, el grosor, el matiz del blanco roto de las páginas, la dedicatoria leída por primera vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada anterior Siguiente entrada